Tratado de egoísmo, de Juanma Ruiz

Entrega de originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER
"Tratado de egoísmo"
Juanma Ruiz

Tratado de egoísmo, de Juanma Ruiz

Coleccción ANAQUEL DE POESÍA, nº 80
I.S.B.N: 978-84-948260-9-2 • 66 páginas • 12€
Prologo de Rodolfo Serrano



«Tratado de egoísmo» adentra al lector en esas inflexiones que hacen de la vida una conjunción imposible entre el espejo y la realidad, en esos detalles esenciales que todos percibimos como el eje de nuestro ser y que barajan el destino: el amor, el deseo, la duda; la tristeza, la desolación, la muerte y el sentido último de las cosas.

Una mirada introspectiva que emplea a la sociedad como lente para analizar —con vehemencia y humanidad— lo que nos conforma.
Juanma Ruiz percibe la poesía como una búsqueda de perfección, y en ello se afana con una rima y métrica precisas, con un ritmo sonoro y unos versos cuidados que convierten en música la palabra.




RETALES

Retales de tejido incandescente,
ropa vieja,
antaño quizá armadura,
hoy,
cautivo y desarmado mi reflejo,
apenas trapo y parche, menta y humo.
hebras de oro y diamante destrenzadas,
hilachas de conmísero recuerdo.
Madejas
o patrias de una moira compasiva
y yo, secado al sol,
desnudo e indigente sin más armas
ni escudos de espejismo, ni mentiras
para bordar
con hilos de pudor dignificante
que me hagan olvidar que, solo, soy
apenas un puñado de remiendos.
)

El autor: Juanma Ruiz
Tratado de egoísmo, de Juanma Ruiz

(Madrid, 1982)
Licenciado en Comunicación Audiovisual. Desde 2010 ejerce como redactor y crítico cinematográfico en la revista Caimán Cuadernos de Cine. También colabora habitualmente con la revista cultural Jot Down. Ha escrito para numerosos libros colectivos sobre cine, y ha impartido clases en distintos cursos sobre crítica y lenguaje cinematográfico. Actualmente es profesor del Máster de Crítica Cinematográfica de Caimán CdC en la ECAM. Entre sus trabajos cinematográficos destaca el cortometraje en 35mm. La duodécima hora (como codirector y coguionista), protagonizado por nombres como Paul Naschy o Ismael Serrano, y seleccionado en numerosos festivales en España y Latinoamérica.

Tratado de egoísmo es su segundo libro de poesía tras Paseos o derivas (Devenir, 2015).


Prólogo a "Tratado de egoísmo".
La música de la palabra (Por Rodolfo Serrano)

Hay una poesía —tan poco frecuente hoy— que hace de la música parte misma de la palabra, parte de ella misma. Es esa poesía que busca el ritmo interior de las sílabas, que se mueve en la cadencia suave de los acentos, en la métrica exacta de los versos. En la rotunda esencia de la palabra como principio y final de la expresión del universo. Esa es la poesía de Juanma Ruiz.

Por eso, leer este libro es encontrar esa música oculta de las cosas, del sentimiento profundo que es la poesía, vivir las sensaciones doradas de unos versos de roca y espuma, sentir que entre las metáforas corre el río sereno de la belleza.

Lo dice en un soneto que, a mí, al menos, me ha arrebatado con su perfección:

Me obsesionan los pentámetros
y no el dolor que encierran en sus yambos.
Me asaltan, por la noche, las medidas
de un verso, pero no las de sus manos.

Y cómo he de vivir si no calculo
el peso de mi muerte en sus estrofas
o sin sumarle a cada voz aguda
el filo de mi amor desheredado.

Quizá si despreciara la cesura
que traza la frontera desalmada
entre una enredadera y un lamento

podría desandar todas las noches
las leguas que separan un soneto
del aire que apuñala mis pulmones.


La de Juanma es una poesía culta, sí. Pero eso no significa que no sea una poesía que el lector no sienta cercana. Llega, profunda y suave, hasta el alma de quienes se asoman a esta colección de versos ardientes, limpios, independientemente de su perfecta estructura formal, de la exquisita elección de sus expresiones.

Poesía de la vida. De todo lo que hace la vida: el amor, el deseo, el sentimiento y la duda, la tristeza, la desolación, la muerte, el sentido último de las cosas, la propia vida:

¡Vivir, vivir, vivir! Tan solo importa
masticar bien el jugo y el veneno
que empaña tus aristas y tus notas
semidesafinadas como espejos

que apenas ya simulan reflejarme,
que no son nunca yo, ni mi esperpento,
mi herida jubilosa, mi templanza,
mis sábanas de olvido o mis silencios.


Ese afán de vivir más allá del tiempo, de contemplar la vida como una imposible conjugación entre el espejo y la realidad, lo que hay de real en la fantasía del lenguaje, rodeando los cuerpos con el verso rotundo, con el exacto verso del deseo de trascender los recuerdos, el futuro. Razón de vida el verso.

Esta poesía tan sentida, tan del corazón, tan falsamente sencilla (estos versos están trabajados amorosa, tenazmente), llega como llegan a su destino las esperanzas. Poesía de una humanidad casi dolorosa, donde busca Juanma Ruiz al hombre que se sienta en la noche indagando en su origen, su camino, el sentido descarnado de la existencia.

¿Se puede expresar mejor el desencanto, el desasosiego de tantas noches perdidas, de tanto miedo al tiempo, que en estos versos?

Ya ves, solo decirte que esta noche
plagada de arañazos
y de bifurcaciones
sabían a farsa el vino y la entereza.

El vino y la entereza. Lo tangible y el sentimiento. Todo es la misma farsa, escribe Juanma.

Estamos solos, la noche y nosotros. Siempre la soledad en la poesía de Juanma Ruiz. Pero una soledad creadora. No es una soledad maldita la que cruza por sus versos. Tal vez, porque le ocurre lo que decía Pessoa: «Ser poeta no es una ambición mía, es mi manera de estar solo».

Y tal vez también por eso escribe Juanma:

[...] supuse el porvenir tan solo mío
y aunque durase poco, fue tan bello
que aún sigo suplicando que me acoja.


Y luego, la música en todo, ese ritmo jubiloso de una poesía que se mueve libre y gozosa en una métrica que para nada le impide traernos la deslumbrante hermosura de sus versos, de la palabra tallada con el calor del alma.

Cuando ahora está tan de moda el verso libre, la poesía desencadenada de cualquier técnica, yo aconsejaría a los jóvenes poetas que leyeran este libro. Es la demostración de que las reglas, como en el caso de Juanma, hacen que brille con mucha más fuerza, con mucho más sentimiento, la verdadera poesía.

Se guarda Juanma para el verso final su razón poética. En unos versos proclama el porqué de este libro. Explica lo que le ha movido y conmovido a darnos esta colección de vida y sentimiento, cuando dice que ha vuelto a escribir porque
(y esto hay que decirlo en línea clara)
mañana soy feliz, y ha de constar.


La felicidad, yo lo sé también, querido Juanma, siempre es mañana. Y nuestro anhelo.

Entrevista al poeta Juanma Ruiz en RNE (abril 2018)



Presentacion del poemario "Tratado de egoísmo", de Juanma Ruiz en Madrid (12/04/2018)





Noticias relacionadas

• "Tratado de egoísmo", de Juanma Ruiz. Entrevista al poeta. Por Sexto Continente RNE

• La poesía es una cualidad de las cosas - Juanma Ruiz, poeta. Por Leer en Madrid

• El poeta Juanma Ruiz presenta "Tratado de egoísmo" en el Café Libertad. Por SoyPoeta.com




Tratado de egoísmo, de Juanma Ruiz

Presentación de "Tratado de egoísmo", de Juanma Ruiz
© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com