TODOS LOS VIENTOS. HISTORIAS DE MANHATTOS. Antologia de New York. VALIJA DIPLOMÁTICA

Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER Instagram de Cuadernos del Laberinto Youtube de Cuadernos del Laberinto
Todos los vientos
Historias de manhattos

TODOS LOS VIENTOS. HISTORIAS DE MANHATTOS. Antologia de New York

Coleccción LA VALIJA DIPLOMÁTICA, Nº 58
178 páginas • I.S.B.N: 978-84-122076-0-6 • 16 €
Coordinación: Carlos López Ortiz



< Descargar PDF del primer capítulo >

El explorador Henry Hudson dijo de Nueva York que era «un puerto bueno para todos los vientos», y todos los vientos del mundo eligieron Nueva York para instalarse: vientos holandeses, británicos, alemanes, españoles, chinos, ucranianos, italianos… Todos quisieron dejar una huella, una parte de su hogar en Nueva York.

Los relatos incluidos en este libro son crónicas de Nueva York, de las Naciones Unidas. Los autores hablan de sus vidas en Manhattan, de sus experiencias y de su trabajo en una ciudad y una organización que han ido siempre a ritmo de jazz.

Nueva York, con sus cientos de barrios de casi todas las nacionalidades del mundo, es la ciudad perfecta para una organización creada para el diálogo entre todos los países. Es la ciudad que nunca duerme porque tiene muchas cosas que hacer. Como la ONU, en cada crisis, se ha reinventado, logrando nuevas hazañas que nadie podía haber pensado.



LOS AUTORES

Miguel Aguirre de Cárcer

(Túnez, 1957)
En el Ministerio de Asuntos Exteriores, ha sido subdirector general de Asuntos Internacionales de Seguridad, embajador en Misión Especial para Asuntos de Desarme y Embajador en Misión Especial para Asuntos del Mediterráneo, jefe del Gabinete Técnico de la Subsecretaría, director general de Política Exterior para América del Norte y para la Seguridad y el Desarme y Director General del Servicio Exterior. También ha sido director del Gabinete de la Presidencia del Congreso de los Diputados. En el exterior, fue consejero en la Representación Permanente de España ante la ONU (1994-1998), embajador de España en la República Eslovaca, coordinador en la Representación Permanente de España ante la U.E., embajador representante permanente de España en el Consejo de la OTAN y cónsul general en Berna.


Sergio Colina Martín

(Barcelona, 1985)
Ha desempeñado distintos puestos relacionados con la acción cultural exterior, las políticas de desarrollo y la acción humanitaria en la Subdirección General de Organismos Internacionales Técnicos, la Subdirección General de Relaciones Exteriores y Asuntos Comerciales de la Unión Europea y en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Ha trabajado en los consulados de España en Salvador de Bahía y Rabat, fue cónsul en Japón y actualmente es experto asociado para las Américas en el Gabinete del Secretario General de las Naciones Unidas. Es colaborador en diversas revistas literarias y fundador y editor de la revista cultural 2384..


Fernando Fernández-Arias Minuesa

(Madrid, 1964)
Ha sido segunda jefatura en las Embajadas de España en Jordania y Finlandia, cónsul en Londres y en Jerusalén, subdirector general de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, director de la Oficina de Relaciones Internacionales del Ministerio de Igualdad y director de Programación de Casa América. Fue Transatlantic Diplomatic Fellow en el Departamento de Estado estadounidense (2009-2010), consejero en la Representación Permanente de España ante la ONU (2010-2015) y fellow en el Weatherhead Center for International Affairs de la Universidad de Harvard. Actualmente es embajador-director de la Escuela Diplomática.


Javier García-Larrache Olalquiaga

(Madrid, 1965)
Ha estado destinado como segunda jefatura en la Embajada de España en Accra, como consejero en la Embajada de España en Canberra, como consejero de Asuntos Culturales en la Embajada de España en Moscú y como secretario en la Representación Permanente de España ante la ONU (2012-2017). Ha sido subdirector general adjunto de África del Norte y asesor en el Gabinete del Secretario de Estado para Iberoamérica y es subdirector General de Cooperación Internacional contra el Terrorismo, las Drogas y la Delincuencia Organizada. Es presidente de la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE).


Ana Jiménez de la Hoz

Ha desempeñado puestos en diversos departamentos de la Secretaría General de la ONU, en la Subdirección General de Naciones Unidas del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y en la Representación Permanente de España ante la ONU. Actualmente es asesora del alto representante de las Naciones Unidas para la Alianza de Civilizaciones.


Carlos López Ortiz

En servicios centrales, ha desempeñado diversos cargos en la Oficina de Información Diplomática, la Dirección General de Medios y la Subdirección General de África Subsahariana. En el exterior, fue secretario en la Representación Permanente de España ante Naciones Unidas y actualmente es consejero en la Embajada de España en Buenos Aires. Es traductor de cómics (Pequeño Spirou, Lucky Luke, Garfield, Snoopy) y fundador y editor de la revista cultural 2384.


Luis Francisco Martínez Montes

(Madrid, 1968)
Ha sido asesor en los Gabinetes de la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores, de AA.EE. e Iberoamericanos y del Gabinete del Ministro. Ha estado destinado como segunda jefatura en la Embajada de España en Almaty y como consejero en la Embajada de España ante la OSCE y en la Representación Permanente de España ante la U.E. Trabajó en la Representación Permanente de España ante las Naciones Unidas entre 2011 y 2016. Es autor de los libros La gran aventura de la diplomacia española y España, una historia global.


Román Oyarzun Marchesi

Ha sido subdirector general adjunto de Asuntos Internacionales de Desarme, subdirector general de Cancillería y director del Gabinete de la Secretaría de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica. Ha estado destinado como segunda jefatura en las Embajadas de España en Damasco y en Montevideo, como consejero en la Embajada de España en Bruselas y como ministro consejero en la Embajada de España en Buenos Aires. En Nueva York, fue consejero en la Representación Permanente de España ante la ONU entre 2001 y 2006, embajador representante permanente adjunto entre 2008 y 2012 y embajador representante permanente entre 2013 y 2018. También ha sido embajador de España en la República Argentina, y actualmente es el embajador de España en Dinamarca.


F. Javier Sanabria Valderrama

(Calatayud, 1962)
Ha sido asesor en el Gabinete de la Secretaria de Estado para la Cooperación Internacional, subdirector general de Asuntos de Justicia en la U.E. y Organismos Internacionales del Ministerio de Justicia y director general de Naciones Unidas y Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Ha estado destinado como consejero en la Embajada de España en Quito, como segunda jefatura en las Embajadas de España en Kinshasa y en Praga, y como consejero en las Representaciones Permanentes de España ante la U.E. y ante la ONU (2010-2015). Actualmente es embajador de España en Polonia.


Ernesto de Zulueta Habsburgo-Lorena

(Nueva York, 1961)
Ha sido consejero técnico del Gabinete del Ministro, comisionado para Relaciones Institucionales del V Centenario, subdirector general de Países de la Comunidad Andina y director general para América del Norte, Asia y Pacífico. Ha estado destinado como secretario en la Embajada de España en Moscú, como segunda jefatura en las Embajadas de España en Montevideo, en Singapur y en Varsovia y como cónsul general de España en Dakar, y trabajó en la Representación Permanente de España ante la ONU entre 1992 y 1998. Actualmente es el embajador de España en Perú.


PRÓLOGO (por Carlos López Ortiz)

Herman Melville hace empezar "Moby Dick" en Manhattan, su ciudad natal. La llama «la ciudad insular de los manhattos» y dice de ellos: «Millares y millares de seres mortales absortos en sueños oceánicos. Nada les satisface sino el límite más extremo de la tierra firme».

El explorador Henry Hudson, que da nombre al río que bordea Manhattan por el oeste, destacó el valor del puerto natural que se forma entre el norte de Staten Island y el sur de la isla, protegido entre las costas de Nueva Jersey y Brooklyn. «Un puerto bueno para todos los vientos». Y todos los vientos del mundo eligieron NY para instalarse: vientos holandeses, británicos, alemanes, españoles, chinos, ucranianos, italianos… Todos quisieron dejar un barrio, una huella, una parte de su hogar en Nueva York.
El mío fue e
l barrio de Gramercy, en Manhattan, durante casi cinco maravillosos años, de 2015 a 2019. Recorrí Gramercy por primera vez con uno de mis mejores amigos la segunda vez que visité la ciudad y en la que prometí vivir algún día en ella. La primera vez que visité Nueva York fue con mi familia, cuando tenía dieciocho años. Recuerdo que me hice una foto, que publicaré cuando se vendan los primeros 5.000 ejemplares de este libro, en la que se me ve mi cara de privilegio y orgullo delante del edificio de Naciones Unidas. Más de veinte años después, cada día que entraba por la puerta de NNUU para trabajar tenía la misma sensación de privilegio y orgullo. Este año es el 75.º aniversario de la organización, una organización que persigue sueños oceánicos, que diría Melville: la paz internacional, la prevención de conflictos, el diálogo entre enemigos, el desarme, el fin de la pobreza y la desigualdad… Esos sueños que son muy muy difíciles de alcanzar y a los que, por eso, muchas personas han dedicado mucho mucho tiempo.

Nueva York, con sus cientos de barrios de casi todas las nacionalidades del mundo, es la ciudad perfecta para una organización creada para el diálogo entre todos los países, y a la vez transmite esa tensión, esa energía y esas diferencias que alimentan a la organización y, muchas veces, la bloquean. Es la ciudad que nunca duerme porque tiene muchas cosas que hacer. Como la ONU, en cada crisis, se ha reinventado, logrando nuevas hazañas que nadie podía haber pensado. Después de ser la primera capital de Estados Unidos, Nueva York fue el principal puerto, luego el principal polo textil, luego el polo mundial del ferrocarril, el carbón y el acero, el principal mercado de valores del mundo, la ciudad con el primer ascensor y el primer rascacielos, la primera que vendió pizza en porciones, el lugar con el primer restaurante con menús impresos, donde murió el poeta Dylan Thomas después de beberse dieciocho whiskeys… No es casualidad que sea el sitio elegido para probar soluciones innovadoras que empujen, y en algunos casos obliguen a la sociedad, a estar un poco más cerca de la paz y la seguridad internacionales, del desarrollo de todos los pueblos, del fin del hambre.

Los autores de los relatos seleccionados de este libro, que esperamos que os guste, hablan precisamente de esto: de Nueva York, de Naciones Unidas, de sus vidas allí, de sus experiencias, de su trabajo en una ciudad y una organización que han ido siempre a ritmo de jazz.

En esa ciudad aprendí lo duro y lo bonito de este oficio, a negociar horas y horas, a escuchar; allí supe que iba a ser tío por primera vez; en Manhattan fue donde conocí a mi mujer y me enamoré de ella; donde comí por primera, y última vez, espero, pizza de macarrones. Todos los que somos manhattos, como decía Melville, queremos volver a Nueva York, a Naciones Unidas, a seguir con nuestros sueños oceánicos, al límite más extremo de la tierra firme de pensamiento.

© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com