VIRGINIA CANTÓ

Originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER
Virginia Cantó

VIRGINIA CANTÓ

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense
de Madrid y máster en Literatura Española en dicha universidad, donde actualmente redacta su tesis doctoral sobre poesía española del siglo XX.

Presidenta de la Asociación de Jóvenes Escritores de la Región de Murcia desde el año 2005, ha sido premiada en diversos certámenes literarios, tales como el Premio Mª. Agustina de poesía, premio Tras las huellas de Ibn Arabi del Instituto Cervantes de Damasco, Murcia Joven, Emilia Pardo Bazán en ambas modalidades, La Pluma en Verde, Algazara de microrrelatos de la editorial Hipálague, entre otros y ha realizado numerosos recitales de poesía en diversas ciudades españolas.

Ha publicado el poemario Fe de erratas (Ed. Biblioteca Nueva, 2010) y Poemas para zurdos (Renacimiento, 2010) y ha colaborado con el relato La única verdad en el volumen titulado Cuentos Alígeros de la editorial Hipálage.

Actualmente se encuentra en proceso de edición su poemario Pasaporte renombrado, que será publicado por la editorial Huerga y Fierro, disfruta de la beca literaria Generacción, patrocinada por la Dirección General de Juventud de la Región de Murcia, y forma parte de la Red de Poetas Jóvenes de la Comunidad de Madrid en la que participa ofreciendo periódicos recitales en la capital.

En Cuadernos del Laberinto ha participado en la Antología de poetas contemporáneas ENÉSIMA HOJA.


A TEMPO
Estoy aprendiendo a quererte sin premura
sin las grietas abiertas de la carne
con los primeros besos,
cuando dilatabas el mundo entre mis manos
con solo mirarlo,
con esa recreación física del verbo
con que me acariciabas.
Recuerdo cómo me sentaba en tus rodillas
y me quebraba la piel entre los muslos,
el deseo enmohecido
—la tierra reseca—
de sentirte amándome los poros
el vello frugal del brazo ya entregado.
Ahora estás como recién llovido
y aunque sigas suspirando casi besos
me reposan los músculos del alma
cuando hablamos,
cuando me observas de espaldas
y se derrumba mi pirámide de huesos,
la que rige el tobillo con mi nuca
y tu lengua con mis manos.
Ahora te quiero en la carne meditada
y te prefiero así,
con los músculos laxos de tu boca
y tu mirada tranquila y profunda
tragándome despacio
acariciando mi cuerpo con tu glotis
—y aún más adentro—
donde ya no hay carne.
La desmedida realidad de junio
atraviesa la ciudad por verte.
Y aunque nunca llueve
—es árido el clima de tu boca—
la tierra humedece cuando estoy contigo
y germinan lentas las frutas del verano.

© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com